Si no visualiza correctamente este correo, favor de dar Click aquí

 

ciu

Febrero 11, 2016

ciu

 

 

Fuente: Elaborado por The Competitive Intelligence Unit, 2016

 

 

TIC, ¿Una Ayuda para Cupido?

La tendencia creciente en el uso de dispositivos móviles y el auge de los servicios de mensajería instantánea y redes sociales, resultan en la actualidad, en una suerte de ubicuidad y celeridad en la comunicación con nuestros familiares y amigos. Y no sólo eso, sino que en el ámbito de las relaciones sentimentales, representan una prolífica fuente de nuevos lenguajes y comportamientos que podrían facilitar o complicar el trabajo de Cupido.

Así, estas tecnologías ya son una extensión más de nuestros romances y relaciones, es decir, un espacio adicional para romancear y enamorarnos. Hoy en día es más sencillo comunicarnos a través de nuestro Smartphone y una gran variedad de aplicaciones de mensajería instantánea y redes sociales, para saber en dónde y qué está haciendo nuestra “media naranja” en todo momento.

Nos queda claro que estos medios de comunicación no son exclusivos de quienes tienen pareja, en mucho casos incluso pueden detonar un romance. ¿Cuántos de nosotros no hemos escuchado el nombre de una persona que nos parece atractiva e inmediatamente buscamos su perfil en Facebook? y si la pena no se apodera de nosotros la “agregamos como amigo(a)” lo cual en caso de tener suerte y ser aceptados nos abre un abanico de posibilidades para interactuar.

Pero no todo es miel sobre hojuelas pues, siendo honestos, quién no ha tenido esa “cosquilla” por darle una checadita al Smartphone o cualquier otro dispositivo de su pareja para conocer sobre sus comunicaciones con otras personas. Al menos, 22% de los personas admitieron haberlo hecho y, de entre estos, 48% lo hicieron sin el consentimiento de su pareja.

 

¿En qué momento ha revisado el dispositivo de su pareja?


Fuente: Elaborado por The Competitive Intelligence Unit, 2015

 

Detrás del hecho de revisar el Smartphone o tableta de la pareja subyacen diversas razones. Unas parecen neutras, como que 58% de esas personas lo hace por “simple curiosidad”. Otras explicaciones suenan poco alentadoras, ya que 37% se vio “obligado a revisar por actitudes sospechosas de su pareja o por mera desconfianza”. En contraste, sólo 5% lo hace “por amor a su pareja” o al menos es la excusa que se dan a sí mismos para justificar su actuación, aunque en The CIU creemos que regalar flores es una mejor muestra de cariño.

De acuerdo con datos recabados con motivo del día del amor y la amistad, se obtuvo que la mitad de las veces que las parejas revisan algún dispositivo de su compañero, éste se encuentra presente. Las veces restantes, él o ella aprovecha cuando su “media naranja” necesita acudir al baño (29%), atender otras ocupaciones (14%) o dormir (7%) y así echar un ojo a sus comunicaciones.

 

¿Por qué ha revisado el dispositivo de su pareja Tableta, Laptop, Smartphone?


Fuente: Elaborado por The Competitive Intelligence Unit, 2015

 

Por otro lado, parecería que contar con las claves de acceso al dispositivo o redes sociales de la pareja podría ser un símbolo de confianza. Sin embargo, los datos no parecen alentar esta hipótesis. Es simple, mientras que 84% asegura tener las contraseñas de su pareja, solamente 46% de los mismos estaría dispuesto a proporcionarlas a sus compañeros sentimentales. Lo que nos lleva a pensar que la confianza entre los enamorados digitales no es recíproca o, simplemente, las claves de acceso fueron obtenidas sin el debido permiso. ¿Qué explicación prefiere usted?

Ahora, reflexionemos un poco sobre el singular lenguaje amoroso en las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea. En principio, “dar like” a todas y cada unade las publicaciones de determinada persona podría significar coqueteo. También, es posible que dejar un mensaje como “visto” o que las “palomitas azules” estén seguidas de ningún texto equivalga a “estoy enojado / no quiero hablar contigo”. Ni se diga del subtexto alrededor del unfollow y los bloqueos, que bien podrían traducirse como “cortaron y a la mala”.

Pero no todo este lenguaje es sujeto a cierta interpretación, sino que a veces implica una acción o, incluso, reacción. Si el lector no cree en ello, basta aclarar que 16% de los encuestados terminó sus relaciones a causa de las redes sociales. Y no sólo eso, 8% admite haber espiado a su pareja a través de cuentas alternativas, lo que significa que las redes sociales son herramientas útiles para constatar o poner a prueba la fidelidad. Los datos parecen justificar la actitud espía, ya que la probabilidad de alguien cometa una infidelidad, con ayuda de las redes, se encuentra cercana a 13%.

Ahora bien, para algunas parejas (y vaya que no son pocas) existen cosas tales como likes o comentarios incómodos en determinadas publicaciones, sobre todo si nacen de la competencia amorosa. Para muestra, un botón: 3 de cada 5 encuestados han sentidos celos, enojo e incluso, hasta han discutido como consecuencia de revisar las publicaciones de sus compañeros románticos.

Para concluir, cabe reconocer que en el amor nada es seguro. Si bien los dispositivos inteligentes y las redes sociales acercan a los amantes, también exacerban sus obstáculos, ya que el romance digital es un nuevo idioma con el que iniciamos, mantenemos o terminamos una relación, pero también resulta ser un contexto más en el que fluyen nuestras emociones.

 

 

Apps al Servicio del Ligue

En incontables ocasiones hemos descrito el impacto que las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC's) han tenido en los mecanismos tradicionales de interacción humana. En este sentido, vale la pena mencionar que prácticamente ningún aspecto de nuestra vida se ha salvado de la influencia de la tecnología, pues más de uno conocemos la historia de alguna pareja que se conoció a través de la red, o de algún otro par que terminó debido a la influencia de las redes sociales.

En lo referente a conocer pareja, los sitios de citas y las redes sociales representan un espacio cada vez más cotidiano para ello, además de que en los últimos meses las aplicaciones que permiten ligar han venido cobrando relevancia.  Su auge es atribuible a que los Smartphones o Tabletas constituyen un dispositivo personal que, salvo casos de celos extremos, permiten al usuario mantener la confidencialidad de la información contenida. De hecho, la protección de la información contenida en un dispositivo es un tema que los usuarios mexicanos se toman muy en serio, pues 62% de usuarios tienen activado un código que les permite bloquear su Smartphone.

Para dar cuenta de la relevancia que las aplicaciones de ligue tienen en nuestros días, es importante mencionar que 26.8% de los usuarios mexicanos de Smartphones cuentan con alguna app de estas características. Esta tendencia se encuentra más marcada en hombres que mujeres, pues una tercera parte de los usuarios masculinos de Smartphones admitió contar con una aplicación de este tipo versus 23.3% de las mujeres.

 

Ligue en Aplicaciones


Fuente: The Competitive Intelligence Unit (2014)

 

Ahora bien… ¿Qué Apps Descargar?

Para quienes este San Valentín se encontró marcado por la soledad o para quien una sola pareja no le basta, descargar una app en su Smartphone podría ser la solución (al menos temporal) a muchos de sus problemas. En este sentido, la oferta de dating apps o aplicaciones de citas se encuentra compuesta por una considerable cantidad de competidores que, aunque coincidan en prestar el servicio como canales de socialización, lo realizan a través de funcionalidades diversas.

Entre las aplicaciones más exitosas se encuentran Zoosk y POF (Plenty Of Fish) mismas que, entre otras funcionalidades, se diferencian porque a través de un cuestionario, obtienen información sobre la personalidad del usuario, con la cual realizan un proceso de identificación o matchmaking, mismo que culmina con contactar a usuarios con perfiles más compatibles. Incluso, POF pone a disposición del usuario los resultados del análisis de la información que reveló en el mencionado cuestionario.

A su vez, la red social Badoo introdujo su aplicación móvil, cuya funcionalidad distintiva es permitir una conversación anónima, es decir, a medida que se desarrolle un diálogo por escrito, las fotografías de los participantes se revelan paulatinamente, hasta que finalmente, quedan perfectamente visibles… Interesante, ¿no? Cabe mencionar que las aplicaciones mencionadas coinciden en aquellas funcionalidades básicas como enviar mensajes para iniciar conversaciones, pero incluyen otras, como las ya descritas, para distinguirles de sus competidores y obtener la preferencia de los usuarios.

 

Tinder… ¿La Joya de la Corona?

Mención aparte merece el uso de Tinder, una aplicación especialmente dedicada para todos aquellos que buscan un ligue físicamente atractivo y cercano, cuya popularidad va en aumento en nuestro país. Esta app se encuentra disponible para Android o iOS y lo único que requiere es un perfil de Facebook, mucha batería y tiempo disponible para encontrar a tu media naranja.

Tinder, mediante el uso del GPS, permite la ubicación de usuarios que se encuentren a una distancia razonable de ti, y en este sentido aporta una ventaja comparativa con los sitios tradicionales de citas, pues nunca encontraras prospectos que se encuentren en otro estado o, peor aún, en otro país. Asimismo, en la configuración puedes seleccionar el rango de edad que te interesa, así como el género de tu interés y, no se preocupen, pues en lo concerniente al uso de Facebook, Tinder nunca publicará nada que te vincule con esta app.

Su uso es bastante simple, Tinder crea un perfil tomando algunas fotos de tu cuenta de Facebook, las cuales puedes modificar eventualmente para dejar sólo aquellas que "te favorezcan". Una vez creado este perfil, lo siguiente será ver una amplia colección de fotos de tus posibles prospectos, tu única labor será determinar si quien aparece en la foto te agrada o no. Paralelamente, los usuarios del sexo opuesto (o el mismo, dependiendo el caso) verán también una serie de fotografías, las cuales, al igual que tú, evaluarán. En caso de que alguien, a quien tu calificaste como positivo, también "te dé el visto bueno", la app se encargará de presentarlos, abriendo un chat para que puedan comenzar a platicar.

Tinder permite conocer tantos prospectos como "matchs" tengas, por lo cual no existe un número limitado de conversaciones. Además, al vincularte con personas geográficamente cercanas, existe la posibilidad de entablar un encuentro personal en cuestión de horas o días. Todo esto convierte a Tinder en una de las aplicaciones más efectivas en su género.

Desafortunadamente, también hay que decir, que no todo podría ser perfecto, ya que al basar los criterios de búsqueda en ubicación, en ocasiones Tinder nos muestra amigos o conocidos. Esta situación podría ser bastante comprometedora en los casos de que cuentes con pareja, pues no queremos imaginar lo incómodo que puede resultar encontrar a un amigo de tu novio (a) y las posibles repercusiones (¿o chismes?) que ello traería asociado. Por esta razón, recomendamos hacer un uso cuidadoso de la app en caso de que se encuentren experimentando "por curiosidad".

 

¿Y sí soy Gay?

Quienes ofrecen bienes y servicios han encontrado una manera de maximizar sus ventas a través de la segmentación de mercado, es decir, la identificación de grupos con necesidades similares y particulares. Evidentemente, el mercado de aplicaciones no se encuentra fuera de dicha consideración y, a través de aplicaciones como Grindr, han satisfecho algunas de las necesidades del conocido pink market o mercado gay.

Grindr es una aplicación móvil que otorga acceso a una red de usuarios hombres, homosexuales, bisexuales y “curiosos”a través de la geolocalización, es decir, al igual que Tinder permite observar e intercambiar mensajes, en primera instancia, con los perfiles de los usuarios que geográficamente se encuentran más cerca. La construcción de los perfiles puede ser tan detallada como se desee, incluyendo desde una fotografía, edad, etnia, peso y estatura, hasta elegir opciones preestablecidas de qué es lo que se busca en dicha aplicación (citas, amistad, chat, una relación o lo que es llamado “right now”), incluso, es  posible indicar a qué “Tribu Grindr” se pertence (oso, clean-cut, daddy, discreto, geek, atleta,  o leather).

En comparación con Tinder, ésta versión afín con la comunidad gay, no necesita de una cuenta en Facebook, sólo contar con un correo electrónico. Además, aunque es posible mostrar una fotografía a través del perfil, existe la opción de compartir tantas como se desee en el cuerpo de la conversación, así como la ubicación del usuario mismo. Dado que Grindr  es una aplicación cuyo objetivo es facilitar las relaciones interpersonales, es un medio virtual especializado que permite a los hombres homosexuales establecer, ampliar o consolidar su capital social.

 

Recomendaciones Generales

Como mencionamos anteriormente, existe una amplia variedad de aplicaciones que, sin duda alguna, facilitan la obtención de pareja. Como siempre, estas aplicaciones resultan sólo un facilitador del acercamiento, por lo cual, no está de sobra implementar algunas medidas de seguridad previo a la realización de un encuentro personal. Entre las recomendaciones más usuales se encuentra intercambiar números telefónicos a fin de pasar la conversación de la app a algún sistema de mensajería instantánea para poder platicar más a gusto y tener la oportunidad de conocer más a fondo a la persona.

Asimismo, y aunque suene extraño, recomendamos también stalkear (espiar) a nuestro posible date a través de redes sociales, de esta forma podremos cotejar si la información que nos ha sido proporcionada coincide con la realidad. Y claro, nunca debemos olvidar las precauciones de siempre: avisar a un conocido sobre el tipo de cita que tendremos, estar alertas ante posibles situaciones de riesgo y no acudir, al menos en primera instancia, a sitios dónde nuestra integridad se encuentre expuesta (casas, hoteles, oficinas descocidas, etc.).

Una vez tomadas las debidas precauciones, el resto es dejarse llevar y pensar siempre que, quizá tu media tu media naranja se encuentra, en estos momentos, instalando una nueva app en su celular…

 

 

Romance Digital del HomoTelecom©

Un mercado que se ha visto fuertemente impactado por las tecnologías de la información es precisamente el Mercado del Romance. Ni dudar que las redes sociales, correo electrónico, celulares, etc., han multiplicado las capacidades de las personas respecto a aquellos días en que dependían de líneas telefónicas fijas para hablar con la otra persona.

Al igual que nuestra forma de trabajar, estudiar, relacionarnos familiarmente, o acceder a contenidos culturales, entre otros, se ha modificado con la multiplicada conectividad con la que hoy contamos, nuestro romanceo es radicalmente diferente al de diez o veinte años atrás. Así, el Mercado del Romance ha crecido y seguirá creciendo debido a varios factores, entre los que destacan los siguientes:

+ Segmentación de atributos de parejas potenciales. Con el voyerismo digital contemporáneo podemos ver el status de pareja o soltería de las parejas potenciales, preferencias de hábitos, ubicación geográfica, estado de ánimo, etc. que nos permite  identificar el segmento de parejas de nuestro interés.

+ Aumento y abundancia de la información, con lo que se cumple el principio de que mercados eficientes dependen de la abundancia de la información, para la toma de decisiones.

+ Inmediatez de las comunicaciones. Un impulso sentimental se puede convertir en una comunicación de voz, texto imagen o de datos en cualquiera que queramos sea su formato y dar pauta a una cadena de comunicación y relacionamiento más intensa.

+ Enriquecimiento de contenidos de las comunicaciones, de forma tal que podemos proyectar nuestros gustos, preferencias, hábitos y, con todo, nuestra personalidad, con imágenes, videos, textos propios o reproducidos de alguien más; como poemas por ejemplo o libros digitales.

+ Economías de red, con un número de nodos (galanes y galanas) potenciales que es mucho más vasto en línea, que si tan solo fuéramos a caminar al parque o a un antro…

 

Redes sociales ¿espacio para ligar?

A estas alturas, prácticamente todos hemos escuchado la historia de alguna parejita que se conoció a través de las redes sociales.

Esta tendencia, cada vez más común, hace unos años parecía extraña (por decir lo menos) y relegada a los antisociales que preferían pasar la noche frente a su computadora, en lugar de salir de fiesta en la búsqueda de su media naranja. En este sentido, las redes sociales se han convertido en un verdadero antro digital que favorece el acercamiento y el coqueteo, pues facilitan las relaciones de pareja y permiten, a los más aventurados, conseguir encuentros casuales que involucren poco compromiso.

Puesto en números este auge del ligue digital, basta con mencionar que 27% de las parejas que contrajeron matrimonio durante 2013 se conocieron a través de la red. Además, los romances que inician on-line suelen ser más tórridos, pues estas parejas demoran, en promedio, 18 meses antes de llegar al altar, mientras que los que se conocieron personalmente tardan 42 meses en casarse.

En lo que a los encuentros casuales se refiere, una de cada 3 mujeres que acuerda una cita online lo hace para tener relaciones sexuales, lo cual refleja que el ligue digital permite a muchos dejar de lado las inhibiciones y prejuicios que pueden surgir al ligar personalmente.

 

Meses Promedio en Casarse


Fuente: The Competitive Intelligence Unit (2014)

 

Ahora bien, pese a las bondades que el ligue digital nos ofrece, no podemos dejar de lado las mentiras (¿piadosas?) que surgen con la finalidad de resultar más atractivo a los ojos del otro. En este sentido, 81% de los miembros de portales de citas afirman haber mentido en cuanto a su edad o peso. Dada esta situación, resulta importante que, antes de aceptar una cita personalmente, verifiquemos algunos de los datos proporcionados por la contraparte, con la finalidad de no llevarnos una desagradable sorpresa en la primera cita presencial.

 

Honestidad en los Portales de Citas


Fuente: The Competitive Intelligence Unit (2014)

 

¿Amor u obsesión? Una historia de stalkers

Además de las oportunidades de ligue, las redes sociales y las TICs en general facilitan el acceso a un cúmulo de información personal que permiten a stalkers o acosadores estar al tanto de las actividades del "mercado objetivo". Las actividades de estos voyeristas digitales y/o acosadores se facilitan porque 63% de los perfiles de Facebook son públicos.

Pese a que podríamos pensar que los stalkers son personas aisladas y retorcidas, la realidad es que casi todos, en algún momento, hemos sucumbido a los deseos de indagar en la vida de otros. De hecho, seamos honestos, ¿quién no ha sucumbido ante la tentación de acceder al perfil de su ex o, peor aún, de las ex-novias de la actual pareja por mera curiosidad?

Entre estudiantes cibernautas se observa que casi nueve de diez usan redes sociales para espiar las actividades de su ex pareja, mientras que siete de diez reconocen visitar el perfil de un amigo en común para mantener monitoreado al ex.

 

Romance a la Velocidad de los Gadgets y la Banda Ancha

Independientemente de la forma en la que una pareja se haya conocido, los mecanismos de interacción entre enamorados se han modificado sustancialmente gracias a una amplia variedad de gadgets que nos permiten estar en contacto casi permanente con el ser amado.

En este sentido, la proliferación de aplicaciones que permiten el envío de mensajes y la realización de videollamadas a bajo o nulo costo (al menos por evento), reducen los pretextos para no estar en comunicación constante. Sin embargo, en muchos de nosotros, estas aplicaciones pueden despertar una gran ansiedad, pues no hay nada más desesperante que descubrir que el mensaje ha sido leído pero no respondido.

Aunado a lo anterior, la facilidad de comunicarse con un sinfín de personas puede despertar desconfianza en nuestra pareja, dando pie a auditorias digitales, las cuales consisten en revisar periódicamente el celular del otro, con o sin su consentimiento. Las auditorias digitales tienen como finalidad detectar información que pueda delatar una posible infidelidad o deslealtad por parte de la pareja. Claro que este tipo de acciones pueden controlarse en gran medida con bloqueos sencillos o contraseñas.

 

Personas que Espian el Smartphone de su Pareja


Fuente: The Competitive Intelligence Unit (2014)

 

Existen también en la actualidad aplicaciones que permiten la destrucción automatizada de mensajes y contenidos diversos, en un momento dado, puedan resultar comprometedores, impidiendo así un arranque de celos de la parte inquisidora.

Por otro lado, para quienes se encuentran solteros, existe una amplia gama de aplicaciones que permiten ampliar los horizontes al momento de buscar una pareja. Algunas aplicaciones, por ejemplo, ayudan a detectar, en tiempo real, personas dispuestas a ligar en un sitio determinado. Otras permiten, a través de una serie de protocolos establecidos, detectar quién, dentro de tu red de contactos, desea tener relaciones sexuales contigo, reduciendo significativamente los costos de búsqueda de encuentros casuales. Finalmente, prácticamente todos los portales de citas en línea cuentan con aplicaciones que permiten encontrar prospectos en nuestra localidad,  favoreciendo la posibilidad de tener un romance efímero o permanente.

El ancho de banda, la capacidad de transmisión, acumulación de bits and bytes y, sobre todo, nuestros hábitos digitales, seguirán en evolución. También es previsible que cambien nuestros hábitos en una ruta de moderación, no sólo desbocados por las capacidades tecnológicas. Vivimos en días en que nuestro ecosistema social se tensa e incluso enoja por los que se consideran excesos de atención a las pantallas, más que a las personas de carne y hueso frente a nosotros. Como hemos afirmado antes, cabe reiterar, el HomoTelecom© cuenta hoy y cada vez más con herramientas para potenciar y alcanzar sus fines, incluyendo en este caso, el relativo al mercado del romance.

 

 

Romance en Redes Sociales

Así como en el pasado la forma de entrar en contacto con otros se facilitaba por la existencia de lugares de encuentro tales como parques, plazas comerciales o públicas, en nuestros días las redes sociales y otros sitios de comunidades en línea se han constituido como los nuevos sitios de relacionamiento humano, en los que es posible conocer personas, compartir gustos, experiencias e intereses en común.

Actualmente, 93.9% de los internautas son usuarios de redes sociales, lo que quiere decir que existen en México 46.94 millones de usuarios, con una penetración de 39.4% de la población. Al respecto, hace sentido que 2 de cada 10 usuarios de redes sociales reconozcan que las usan para conocer gente o para encontrar una pareja.

Las diferentes categorías que dividen nuestros perfiles, como nuestros gustos musicales, ubicación reciente, situación sentimental, entre otras, nos permite relacionarnos con personas de nuestro interés con base precisamente en gustos y hábitos compartidos.

 

Porcentaje de Usuarios por Género que usan redes sociales para buscar pareja


Fuente: The Competitive Intelligence Unit (2014)

 

En la segmentación por género, son los hombres, sumando 1 de cada 4, quienes muestran una mayor propensión a utilizar las redes sociales para encontrar a su media naranja, mientras que para las mujeres esta proporción alcanza 17% del total. La razón principal atribuible a estas cifras es que para el género masculino puede parecer más eficaz ingresar a las redes sociales como medio para encontrar a alguien atractivo, conocer más a fondo sus preferencias  o  incluso, para obtener una cita personal, mientras que las mujeres prefieren el contacto directo.

 

Porcentaje de Usuarios por Edad que usan redes sociales para buscar pareja


Fuente: The Competitive Intelligence Unit (2014)

 

Por edad, son los ciudadanos de redes sociales menores de 20 años quienes explotan el atractivo de la inmediatez de información para obtener prospectos de pareja, ya que casi la mitad de los usuarios en este rango de edad buscan este fin.  Además, así como identificamos una menor adopción de redes sociales conforme aumenta la edad, la propensión de usuarios que usan redes sociales con el propósito de establecer una relación sentimental también disminuye con el paso de los años.

 

Porcentaje de Usuarios por Dispositivo que usan redes sociales para buscar pareja


Fuente: The Competitive Intelligence Unit (2014)

 

Finalmente, el marcado dinamismo en la adopción de dispositivos móviles en años recientes, entre los que destaca el Smartphone, permite ubicar a este dispositivo como el principal mecanismo electrónico para acceder a redes sociales y buscar una relación sentimental, puesto que poco menos de un tercio de los poseedores de estos dispositivos afirman usar redes sociales para buscar pareja. Por debajo de los Smartphones, están las computadoras ya que 2 de cada 10 usuarios poseedores se conectan a sus redes con este fin.

Con todo, es un hecho a la vista de todos que el incesante avance tecnológico, la masificación de los dispositivos móviles, así como el crecimiento de habilidades digitales por parte de los consumidores ha revolucionado los mecanismos tradicionales de interacción social, acortando distancias y facilitándonos conocer personas con gustos e intereses afines a los nuestros. Es claro que el romance por la vía de las TICs no es sustituto del romance en carne y hueso, sino que se complementan y refuerzan.

 

 

HomoTelecom Enamorado... Y Desenamorado

Cómo han cambiado las cosas… hace 10 años era mal visto o rarito buscar pareja en línea, además de que resultaba hasta triste el evento.

Hoy en día, con el advenimiento de los ciudadanos y las redes sociales a la orden del día, ya no solo ha dejado de ser turbador conseguir pareja con esos recursos virtuales, sino que se ha vuelto una nueva tendencia.

La información es un insumo esencial para la eficiente operación de los mercados y las redes de telecomunicaciones multiplican ampliamente su flujo para agilizar y expandir la eficiencia del mercado del romance. Nombres, lugares, preferencias, deseos, y mucho más son expuestos, pero sobre todo, perfilados, en esta vida en línea.

 

¿Cuántos romancean en línea?

Todos, prácticamente todos. Pregunta a tu alrededor y si las respuestas son honestas, encontrarás que casi todo mundo deja volar en línea la libido imaginaria; se han conectado cuando no tienen nada mejor que hacer para conseguir un plan de fiesta con amigos, una ida al cine o cualquier otra excentricidad que tengan en común con la gente de la red social en la que están registrados. Finalmente, hay gustos para todos y actualmente las posibilidades son infinitas.

De hecho, sólo una de cada 10 personas niega haber tenido contacto con algún ex galán, novio o “amigo con derechos” a través de redes sociales, y seguramente miente. Es tan fácil acceder a la información de los demás que hasta tus secretos más íntimos pueden volverse públicos gracias a algún descuidado que se le ocurre mencionarte o “taggearte” en alguna imprudencia.

La situación llega a ser tan peligrosa que una famosa firma legal en Estados Unidos afirma que el 81% de sus abogados ha utilizado evidencia hallada en redes sociales para sus casos de divorcio; y no sólo eso, en dicho país ya se considera la información publicada en redes sociales como evidencia admisible en la corte.

 

San Valentín Digital… ¿en cólera?

Y se presenta como cada año el ritual romántico de mediados de febrero, el día de San Valentín, cuando todo mundo dice ¡Qué bonito es el amor! ¿No?

Comienzas una nueva relación y obviamente quieres gritarle al mundo lo feliz y enamorado que estás, así que no tardas ni 20 minutos en actualizar tu status para informarle a todos tus contactos de tu nueva relación. Enseguida comienzan los festejos y felicitaciones de todos tus amigos actuales; luego no tardas en agregar a todos sus amigos, que ahora son tus nuevos amigos, así que  tu red social crece más y más. En fin, todo es amor y felicidad.

Primero decides cambiar tu status para dejar en claro que no quieres tener relación alguna con el idiota ese, y en el momento que lo haces todos tus “amigos” empiezan a cuestionarte, que si estás bien, que cómo es posible si eran la pareja perfecta, que era tan lindo/linda, y hasta el perro de la vecina, que ahora tiene su propia red social, te ladra en desaprobación.

Y en el mejor de los casos, en que hayan terminado como “amigos”, simplemente no vas a tener tan alejada de ti a tu ex pareja como antes de la aparición de las redes sociales. Además, tienes un gran trabajo por delante; primero debes borrar todas las fotos en las que aparecen abrazándose, besándose y demás presunciones que ostentabas cuando tenías una pareja. Además, tienes que comenzar a eliminar de tus contactos o “dejar de seguir” a todos sus amigos que evidentemente ya no pueden ser los tuyos, aunque siempre surge la curiosidad de dejar alguno que otro para poder saber lo que está pasando en la vida de tu ex.

 En realidad, la gente no espera a que terminen sus relaciones para indagar en la vida de sus parejas, 8 de cada 10 personas admiten haber “espiado” sus mensajes, redes sociales, llamadas o correo electrónico; especialmente a través de un dispositivo móvil, ya que permite el espionaje en cualquier momento de distracción de su parte. Y esta no es una sugerencia, es la realidad, y realidad solo hay una, probablemente hasta los 2 restantes simplemente no lo admiten abiertamente, ya que parece parte de la naturaleza humana querer estar al tanto de lo que hace la persona con la que compartes tu vida, y realmente qué tanto de la suya está compartiendo contigo.

También vale advertir acerca del importante aumento de fraudes “amorosos”  en línea, especialmente en las redes sociales para citas de este tipo. Al respecto, la Agencia del Crimen Organizado en el Reino Unido (Serious Organized Crime Agency), cuyo equivalente es Estados Unidos es el FBI, reportó en un estudio reciente que 2% de la población ha sido víctima de este tipo de estafas, equivalente a 200 mil personas solo en dicho país. Entre los pretextos más comunes que podemos encontrar para sacarles dinero a los enamorados están las enfermedades, la apertura de una cuenta de banco común para casarse, un militar o profesionista que debe viajar constantemente y necesita dinero para una emergencia o un padre amoroso que debe pagar la escuela de sus hijos.

Pero todo esto no debe desanimarnos, solo hay que tener cuidado de confiar en la gente que parece tan cercana por estar permanentemente conectados, pero que realmente no conocemos tan bien, y no sacar la chequera a la primera que nos piden dinero. Finalmente, es tiempo de celebrar el amor, y como dicen los cuentos de hadas: “Hay que besar a muchos sapos antes de que aparezca nuestro príncipe azul”. Así que no nos queda de otra más que seguir intentándolo y aprovechar las ventajas que ofrecen las redes sociales de vernos más guapos en las fotos, estar en contacto con nuestros conocidos y hasta arreglar un “one night stand digital” cuando las ganas son muchas.

 

 

El Amor en los Tiempos de las Telecomunicaciones

En la víspera del Día de San Valentín, es normal que surja la reflexión acerca de cómo la tecnología ha modificado nuestro mundo del romance. En efecto, las telecomunicaciones han afectado la forma como interactuamos en sociedad pero, así como han surgido muchos beneficios, también existen desventajas que no siempre terminan con un final feliz.

 

Ventajas del Amor Telecomunicado

Definitivamente la mayor ventaja que han traído las nuevas formas de comunicación en las relaciones es: ¡la muerte de la larga distancia!

Actualmente, por medio de diferentes aplicaciones, nos podemos comunicar, ya sea mediante audio, mensajería instantánea y video, con quien queramos en cualquier parte del mundo de la misma manera que si la persona estuviera al lado de nosotros.

Además, el avance tecnológico ha permitido una diversificación de los medios por los cual interactuamos con nuestras parejas, permitiéndonos identificar una serie de formas alternativas para cada situación, e inclusive para lo que queremos decir. Es decir que hoy podemos “echar novio” a través de los casi 100 millones de celulares, 19 millones de líneas fijas, 230 millones de mensajes cortos que generamos al día, por correo electrónico, redes sociales, videoconferencias, skype, etc.

 

Desventajas de las Telecomunicaciones y el Amor

Así como las telecomunicaciones han revolucionado las relaciones humanas y especialmente las sentimentales, se debería de considerar que el “mercado del amor”, de manera similar a otros mercados, funciona de forma más eficiente cuando los participantes cuentan con mayor información.

Por eso, es que redes sociales han modificado la forma en que las relaciones se publican al mundo. Por ejemplo, con un par de clicks se puede informar a un número importante de “amigos” si se está comprometido, casado, soltero o en relación abierta en Facebook.

Sin embargo, y dado que las telecomunicaciones están migrando hacia dispositivos personales ha incrementado la privacidad de las comunicaciones, y también permiten que muchas parejas puedan conocer a otras personas fuera de su relación.

Este tipo de relaciones extra-maritales o extra-pareja pueden ser facilitadas por formas de telecomunicación como los SMS, correo electrónico y redes sociales debido a son útiles y eficientes para mantener comunicaciones “discretas”. Así, es interesante el fenómeno social tanto de emparejamiento como se separación alrededor de las nuevas formas de interacción digital que vivimos actualmente.

Por ejemplo, este tipo de relaciones también han generado que muchas parejas terminen y para muestra un poco de estadísticas al respecto:

+ 28% de las personas han fantaseado con ser infieles.

+ 9% han considerado tener un amorío.

+ 82% de las personas admiten haber “espiado” a su pareja al leer un SMS, un correo electrónico o un mensaje en alguna red social.

Si bien las telecomunicaciones nos han abaratado las comunicaciones, han acercado a nuestros seres queridos y nos han facilitado medios alternativos para comunicarnos, también han generado una mayor transparencia en las relaciones provocando, con ello, la separación de parejas por motivos ligados a la tecnología.

Con todo, el Homo-Telecom debe reconocer a la tecnología como una herramienta neutra que será buena o mala en la medida que la utilice para alcanzar sus fines, incluyendo en este caso, el amor.

 

 

ciu

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS por The Competitive Intelligence Unit S.C.,  2016

Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización expresa y por escrito de
The Competitive Intelligence Unit.

Comentarios: info@the-ciu.net
ciu
Twitter: @theciu
ciu
Teléfonos: 52-55-5668-2538 / 5668-2187

Blvd. Adolfo López Mateos  No. 2818 , Col. Tizapan San Ángel, CP 01090, D.F., México




Para cancelar su suscripción dar click en el siguiente enlace:
To unsubscribe click in the link below:

#[UNSUB_LINK]#